Que por fin los cerezos empiecen a florecer, es realmente una buena noticia.

Que por fin los cerezos empiecen a florecer, es realmente una buena noticia. Que empiecen las flores a despuntar significa que ya despertamos del aletargamiento invernal de un pueblecito, que muy pronto va a ver actividad, porque realmente empiezan muchas cosas. Y cada año una más.
Las cerezas de Terradas son muy apreciadas por su gran calidad, realizándose su Fira-Mercat todos los años desde 1996 el primer domingo de junio, en que las familias propietarias venden su mejor calidad de cereza. No existe cooperativa.
Los cerezos pueden observarse ya a cada lado de la carretera, llegando desde Llers. Su periodo de floración suele empezar a mediados-finales de abril. El cerezo y su floración es tan abundante, que incluso es motivo de reunión del colectivo japonés próximo a la zona, para realizar su tradicional Fiesta Hanami.
La calidad de la cereza de esta tierra creó incluso un recorrido de mes y medio aproximadamente (hasta que termina su temporada), durante el cual una serie de restaurantes y sus municipios hilvanaron un viaje alrededor del mundo del gusto, de la retina y del recuerdo, preservando los valores tradicionales del Alto Ampurdán.